This site uses cookies to provide you with a more responsive and personalised service. By using this site you agree to our use of cookies. Please read our privacy notice for more information on the cookies we use and how to delete or block them. Ok Read more

Sobre La Formación

La formación ofrece un curso de 50 días de formación terapéutica para personas que quieran ser terapeutas craneosacrales titulados. La formación es de enfoque biodinámico y está orientada hacia la sabiduría natural del cuerpo y la facilitación del surgimiento de procesos innatos inteligentes que proporcionen auténticos cambios. Estos cambios son psicológicos y psico-emocionales. Las prioridades inmanentes del cuerpo para el cambio son reconocidas y apoyadas para que emerjan. El arte del terapeuta consiste en conectar con las fuerzas de salud subyacentes y facilitar un proceso de reorganización natural. Estas fuerzas se expresan en movimientos y fluctuaciones sutiles de tejidos y fluidos que pueden ser sentidos por manos muy sensibles. La terapia biodinámica craneosacral toma un enfoque de la persona como totalidad para la sanación, y la interconexión de mente, cuerpo y espíritu son profundamente reconocidos.

Terapia Craneosacral biodinámica

El pionero de la osteopatía craneal es William Garner Sutherland, estudiante del fundador de la osteopatía Andrew Still. La ciencia y habilidades de este tipo de osteopatía evolucionaron durante la vida de Sutherland (1873-1954) y con sus estudiantes, hasta que finalmente John Upledger empezó a enseñarla no sólo a osteópatas a mediados de los años 80, y acuñó el término terapia craneosacral. De esta manera esta modalidad se desarrolló separadamente a la osteopatía craneal.

A finales de los años 80, Franklin Sills creó un enfoque de la terapia que incluye un modelo más completo trabajando con los procesos traumáticos, una orientación a las expresiones de salud más profundas, un uso de la intención más sutil y un reconocimiento de la naturaleza holística del cuerpo humano. Los cursos fueron ampliados a medida que estos aspectos del trabajo se fueron desarrollando completamente y ahora la formación biodinámica es de 45-50 días y dura dos años.

Hay un número de escuelas de formación inspiradas por estas enseñanzas en Europa y América del norte y actualmente el trabajo se está extendiendo por Australia, Nueva Zelanda y Asia. En 2006 la Afiliación Internacional de Formación Craneosacral (AIFB) fue creada para definir los estándares de la terapia craneosacral biodinámica y el término terapia craneosacral biodinámica fue creado para diferenciarlo de otros enfoques de la terapia craneosacral.

El paradigma de este enfoque está en llegar a ser extremadamente hábil en la escucha de los mecanismos de sanación inherentes. El terapeuta típicamente busca las fuerzas de sanación y las apoya para que marquen las prioridades de la sesión y traigan los ajustes naturales a través de los propios recursos interiores del cuerpo. La terapia está marcada por un fuerte interés en la totalidad de la experiencia humana, y en ella la anatomía y fisiología se relacionan en tiempo real con las fuerzas sutiles de vida que actúan a través de las interacciones de los fluidos del cuerpo. Los movimientos sutiles de los campos de los tejidos y fluctuaciones de los fluidos corporales son escuchados profundamente y el movimiento natural hacia la quietud dinámica es reconocido como una inmensa aportación de recursos.

La belleza y clave de esta terapia esta en su simplicidad. La terapeuta adopta una posición de ser neutral y permite que los procesos del tratamiento se manifiesten. Ella se interesa en facilitar reorganizaciones intrínsecas profundas del cuerpo por todos los tejidos del cuerpo, su matriz fluida y sus capas energéticas y emocionales, de manera que hay un movimiento del todo hacia una salud mayor. El espacio que se crea es relajado y seguro para que las experiencias traumáticas puedan emerger y resolverse fácilmente y sin ser incontenibles o reestimulantes.

Intención de la formación

La intención de la formación es proporcionar un proceso educacional vital transformativo que cree terapeutas de excelencia. La formación es muy profunda y exhaustiva, siguiendo las vertientes clásicas de la terapia así como los desarrollos recientes de nuestro campo terapéutico. Se da énfasis al desarrollo de habilidades de palpación, percepción sensorial y de tratamiento, las cuales pueden ser integradas por el estudiante paso a paso durante el proceso. El curso está diseñado de manera que la información y las habilidades ganadas en cada seminario forman una base a la que se le van añadiendo progresivamente los seminarios subsiguientes. Hay una serie de elementos comunes durante el curso que crean una buena base para el éxito en tu práctica profesional: el contacto y técnicas del tratamiento, comprensión clínica, gestión de la práctica y auto desarrollo. El objetivo de la formación es versar los estudiantes en la aplicación de habilidades y teoría de la práctica de la terapia craneosacral con gente real de problemas y condiciones reales, para así poder proporcionar un tratamiento efectivo y seguro. Éstas son las técnicas y habilidades principales que aprenderás durante el curso:

  • Técnicas palpatorias - para poder ser consciente de los movimientos sutiles y de las cualidades del cuerpo es necesario desarrollar un alto grado de sensibilidad. Para lograr esto, el curso pone énfasis en ejercicios de conciencia corporal y expone la anatomía a través de la auto experiencia. Esto abre vías nuevas para llegar a ser más consciente corporalmente y crea la capacidad de diferenciación de tejidos y estructuras dentro del propio cuerpo y finalmente la de tus clientes. Por lo tanto este curso incluye anatomía como forma de incrementar la conciencia corporal.
  • Técnicas perceptivas - aprenderás a percibir el cuerpo en los diferentes niveles en que se manifiesta y organiza: el físico, el fluídico y el energético y seguir como el cuerpo se despliega y manifiesta de un estado a otro. Esto te permite ser fluidamente libre y móvil en tu habilidad para percibir las cosas y ver el cuerpo y el mundo con ojos diferentes.
  • Técnicas de tratamiento – aprender el arte de tratar con clientes diferentes y con sus necesidades, cómo trabajar en la variedad de situaciones que emerjan en el espacio del tratamiento. Cómo gestionar las expresiones traumáticas habilidosamente y de manera segura.
  • Técnicas de contacto - aprender como acceder la sensibilidad de tus manos para que puedas sentir profundamente todo el interior del cuerpo a partir de la creación de un contacto espacioso e invitador. Puedes aprender a tocar de una manera que cree una relación holística y te aporte conciencia y sensibilidad de estructuras lejanas a tus manos en complemento con una apreciación de la continuidad y conectividad de los tejidos y fluidos del cuerpo.
  • Comprensión clínica - aprender como usar un buen discernimiento como terapeuta. Ser capaz de ser equilibrado y sensitivo en tu enfoque a las diferentes condiciones humanas y enfermedades. Desarrollar una gran capacidad evaluativa de los cambios producidos en el incremento de la salud e identificar pautas mínimas básicas.
  • Evaluación práctica y desarrollo personal - aprender como establecer tu consultorio como terapeuta profesional y prosperar. En la práctica, como ser un terapeuta ético y estar comprometido al desarrollo continuo de tus aptitudes.

Anatomía viva

Para poder ser consciente de los movimientos sutiles y de las cualidades del interior del cuerpo es necesario desarrollar un alto grado de sensibilidad. Para lograr esto, el curso pone énfasis en ejercicios de conciencia corporal y abarca la anatomía a través de la auto experiencia. Esto abre vías para llegar a ser más consciente corporalmente y crea la capacidad de diferenciación de tejidos y estructuras dentro del propio cuerpo y finalmente la de tus clientes. Por lo tanto este curso incluye anatomía como manera de incrementar la conciencia corporal.

 

El proceso de aprendizaje

La formación ofrece un formato de nueve seminarios de 5 días durante dos años. Este período de tiempo es necesario para permitir que las habilidades clave se desarrollen a través de la práctica constante. Los seminarios son unas experiencias muy impactantes y consisten de una mezcla de enseñanzas verbales, debates, exploraciones en grupos pequeños y trabajo corporal práctico de tratamiento. El desarrollo de las habilidades prácticas está basado en las propias exploraciones del estudiante y la experiencia del trabajo, apoyado por la supervisión de los tutores. La terapia craneosacral biodinámica es una práctica orientada hacia el proceso y requiere que los terapeutas sean versados en trabajar con sus propios patrones somático-emocionales así como en los de sus clientes. La escucha y el sentir profundos que son ofrecidos en la sesión permiten que las experiencias contenidas emerjan como procesos corporales y mentales. Las sesiones prácticas durante los seminarios involucrarán el procesamiento de tus patrones profundos, lo cual es muy trasformativo a nivel personal y una experiencia clave de aprendizaje para poder ser terapeuta. La mayor parte de la comprensión profunda del trabajo emerge de la labor experiencial del curso. Es necesario continuar este proceso entre seminarios recibiendo y dando sesiones personales individuales durante todo el curso.

Estudio y práctica

La formación incluye trabajo en casa que es una mezcla de lectura, escritos, y sesiones prácticas. El trabajo escrito y las prácticas escritas te ayudan a ti y a tu equipo de maestros a entender tu progreso. El trabajo escrito incluye anatomía de orientación craneosacral, filosofía y material clínico. La formación ofrece una evaluación continua de tus habilidades y comprensión con comentarios periódicos. Al final del primer año hay un programa de autoevaluación para ayudar a clarificar cualquier área de incertidumbre. Durante el segundo año se ofrece un programa de estudios de casos prácticos para ayudar a desarrollar tu comprensión de la práctica y del proceso del tratamiento. También ofrecemos comentarios críticos prácticos en las camillas y oportunidades para tratar a los tutores. Para apoyar el proceso de aprendizaje proporcionamos apuntes exhaustivos del curso.

Estándares

Acreditación

Una vez completada con éxito la formación, se entregará un Certificado como Facultativo en Terapia Biodinámica Craneosacral - Biodynamic Craniosacral Therapy Practitioner -.

La formación está acreditada por la Asociación de Terapeutas Craneosacrales del Pacífico - Pacific Association of Craniosacral Therapists (PACT) - un organismo profesional que mantiene los estándares y protege tanto a los profesionales de la terapia craneosacral como a sus clientes. La asociación incluye a terapeutas de Australia, Nueva Zelanda, India, el sudeste de Asia y Norte América.

La formación está reconocida por la Asociación Nacional de facultativos de la Salud de Canadá - Association of National Health Practitioner of Canada (NHCP) - que establece en Canadá los estándares basados en competencias para las disciplinas y modalidades de la salud natural.

The following profesores es maestro reconocido por la Asociación de Terapia Biodinámica Craneosacral de Norte América - Biodynamic Craniosacral Therapy Association of North America (BCTA/NA) - que establece los estándares en cuanto a la práctica y a la educación.

La formación está acreditada por la Asociación de Terapia Craneosacral - Craniosacral Therapy Association (CSTA) - un organismo profesional que mantiene los estándares y representa a los terapeutas en Reino Unido.

La formación está acreditada por la Asociación Irlandesa de Terapeutas Craneosacrales - Irish Association of Craniosacral Therapists (IACST) - un organismo profesional que mantiene los estándares y representa a los terapeutas en Irlanda. 

La formación está acreditada por la Asociación de Terapia Craneosacral de Francia - Craniosacral Therapy Association of France - un organismo profesional que mantiene los estándares y representa tanto a los terapeutas craneosacrales como a sus clientes.

Afiliación

La formación está integrada dentro de la Afiliación Internacional de Enseñanzas Biodinámicas - International Affiliation of Biodynamic Trainings (IABT) - que es una asociación de escuelas que operan de común acuerdo para establecer los estándares en los cursos de Terapia Biodinámica Craneosacral. Las escuelas miembro ofrecen la designación BCST (terapeuta biodinámica craneosacral) a los graduados en la formación básica y también la designación de postgrado ABD (diploma en Biodinámica Avanzada) que indica una formación adicional de 300 horas. Para más información sobre la ABD, pinche aquí.

Diploma y título profesional

Terapia Biodinámica Craneosacral y obtendrán el permiso para utilizar la designación BCST. Al unirse a una asociación profesional Craneosacral, el graduado logrará permiso para utilizar la designación RCST.

Qué ofrece el curso

  • Un equipo de tutores experimentados centrados en un espacio de aprendizaje abierto y prospectivo
  • Una particular y excelente relación alumno / profesor que produce una dinámica de grupos sanos y de apoyo
  • La apreciación de la naturaleza holística de la experiencia humana
  • Una supervisión clara y reflexiva
  • Un entorno seguro donde desarrollarse
  • Énfasis en la creación de profesionales exitosos y eficaces

Qué es lo que ofrece este curso de Biodinámica Craneosacral que no ofrecen otros :

  • Un enfoque más neutral a la respiración primaria. La respiración primaria no se busca, sino que se la permite presentarse. Al terapeuta se le enseña a reconocer e incorporar todos los estados de la respiración primaria. Este aprendizaje conlleva una respuesta más inherente del sistema. El cuerpo no es fijado o sutilmente retenido por la intención de los terapeutas hacia ciertas demostraciones de la respiración primaria.
  • Una fuerte perseverancia dirigida hacia los ejercicios vivenciales como base para conocer e incorporar el conocimiento. Estos ejercicios son una parte necesaria de las tareas en casa y se les anima a los estudiantes a repetir hasta sentir en ellos una sensación familiar, sentirse como en casa.
  • El Impulso Rítmico Craneal (IRC) está plenamente reconocido como una expresión de la salud y el curso incluye una relación de habilidades perceptivas para con él.
  • El curso está definido por una escucha neutral de nuestro propio cuerpo que ayudará a reconocer la respuesta inherente del sistema del cliente y su capacidad natural para reorganizarse desde dentro. La habilidad del terapeuta de relacionar, reconocer y nombrar lo que se presenta es la clave para que el cuerpo realice sus propios cambios. La “habilidad” es tener una clara percepción de lo que ocurre.
  • Los puntos de parada no son inducidos, pero sí son expresiones naturales que surgen durante el proceso de tratamiento y son intentos del sistema para conectar con la quietud dinámica. El practicante hará presente e incorporará una relación con la quietud.
  • El desarrollo de una habilidad para relacionarse con todos los campos de percepción al mismo tiempo como una paleta de espacios y de fondo un espacio en el cual el sistema del cuerpo del paciente se transforma. La capacidad del terapeuta de relacionarse con este escenario permite cambios suaves en los diferentes estados.
  • Los estados de equilibrio son mecanismos de reorganización determinados en una fase temprana del proceso embriológico cuando encontramos las celúlas en 3D. Los movimientos en un proceso de estado de equilibrio vienen derivados de ahí.
  • El establecimiento de un campo relacional permite al trauma gestionar el proceso de forma natural. La habilidad de los profesionales en el establecimiento de este campo y ser un observador empático todavía es una fuerza poderosa para la resolución del trauma en sí mismo, junto con una serie de habilidades verbales precisas.

La creación de “profesionales de excelencia”

La intención de la formación es proporcionar un proceso de vida transformandor y educativo que te ayude a ser un "profesional de excelencia."

  • Pasar tiempo perfeccionando tus habilidades táctiles craneosacrales hasta que se conviertan de una sensibilidad y perspicacia superlativa. *Aprender como estar en contacto con la expresión de la salud de tu paciente (y con la tuya propia). 
  • El escuchar con precisión, ser capaz de reconocer lo que el cuerpo de tu paciente está mostrando (así como el tuyo propio).
  • La habilidad para moverse entre lo físico, lo emocional y lo energético.
  • Desarrollar un lenguaje para describir lo que está sucediendo al paciente de una forma comprensible

Para ayudare a llegar a este punto, obtendrás una gran cantidad de información sobre el trabajo práctico desarrollado en camilla. Los tutores pondrán sus manos sobre las manos del estudiante mientras están en contacto con un compañero de clase sobre la camilla. El tutor conectará y sentirá la sesión para comentarla. También se incluyen en el curso las oportunidades suficientes para que los estudiantes pongan sus manos sobre los tutores y recibir, de esta manera, comentarios sobre sus habilidades táctiles. También los estudiantes podrán poner sus manos sobre las manos del tutor mientras están tratando a la vez que se describirá lo que están sintiendo. Además tendrán una gran cantidad de posibilidades para trabajar junto con sus compañeros y se le animará a cambiar, para trabajar con diferentes personas y de esta manera poder experimentar las diferentes formas de responder a la terapia.

También recibirás una gran cantidad de apoyo y perspectiva de cómo hacer frente a las expresiones traumáticas. El cuerpo puede expresar un trauma de diferentes maneras: las sobrecargas emocionales son comunes, por lo que llorar, enfadarse y sentirse desconsolado tendrá lugar en muchas de las sesiones. La fisiología del cuerpo entra en "modo de huida o lucha" por lo que el corazón comienza a latir más rápido, junto con una respiración rápida, y, a veces, surgen sentimientos de pánico o ansiedad, el cuerpo puede empezar a temblar en todo tipo de formas diferentes, o el cliente puede llegar a sentir frio o experimentar un estado de shock. Estos son los signos que acontecen cuando el cuerpo está tratando de resolver un patrón experimental de vida. La terapia biodinámica craneosacral crea un espacio relacional muy seguro y eficiente donde el trauma desarrolle su proceso de una manera segura y eficiente.

La formación es profunda y completa, y rinde homenaje a las raíces clásicas de la obra, junto con los recientes desarrollos experimentados en este mismo campo.

Principios clásicos:

  • Línea medía fluídica
  • Movimiento de tensión recíproca
  • Cómo aprender a sentir la marea y el movimiento craneosacral en las estructuras del cuerpo. 
  • Estados de equilibrio
  • Diferenciar entre tejidos, fluidos y potencia. 
  • Aliento de vida
  • Punto de equilibrio como camino a la profundidad restaurativa. 

Nuevos desarrollos:

  • mareas más profundas y lentas. deeper and slower tides
  • toque más ligero y luminoso 
  • concepto de linea primal y paradigma energético concept of a primal midline and energetic paradigm
  • patrones corporales 
  • niveles de quietud
  • trabajando con el plan inherente
  • mayor sutilieza en el toque y campo perceptual
  • mayor acercamiento meditativo 
  • el terapeuta como testigo
  • más orientación a las fuerzas biodinámicas de salud. 

Ir al Inicio